miércoles, 8 de octubre de 2014

Poema para el otoño y otros vientos

Otoño

No digas que éramos un club del amor o que el viento jugaba en nuestros dedos juntos
No lo digas, nunca y menos hoy viernes al mediodía sin un Sol en el cielo.

Hasta aquí llegué obligándome vivir de poquitos y en apuro.
No me cuentes de la luz en el jardín ni del corazón insensato reclamando atención,
no hay más espacio en la mesa ni siquiera para  un lamento burlón.

Éramos un tiempo dorado en ciudades pequeñas, una parábola en tierra clara.
Eras mi libro secreto, mi fábula escondida, mi buen descanso, mi dulce sombra
Éramos pero no me lo digas.
Y es que sé que bastaba un instante para llegar a nuestro inicio
y volver con saltos mágicos a  cualquier punto de la memoria.
Hubo calles sin sentido, muchedumbre y más gente, multitudes en
automóviles azules y blancos y aun así bastaba un solo instante para volver.

Lo sabemos, éramos el mejor árbol de navidad, la mejor canción de carnaval,
el perfecto cumpleaños, la más tierna locura aparecida de la fruta fresca
y aún así no quiero que me lo digas

He llegado muchas veces y muchas otras veces partí
pero nunca como hoy tengo el alma rota sin poder coserla con este hilo de cirugía.
Ahora no tengo sombrero tampoco playa ni tiempo de música
Sólo este lado malvado del recuerdo que me ataca una y otra vez
con tu voz intensa diciéndome que éramos la única hoja verde del planeta vecino

y qué éramos y ya no lo somos….

viernes, 21 de junio de 2013

VIENTO 1

Convertimos el viento en souvenir de viajes de regreso.
No te encuentro No te busco.
Una palabra solitaria que busca significado en un semáforo
es igual a tres personas protestando
la insatisfacción de vivir en las ciudades del caos.


SILENCIO 
1

Un pedazo de soledad cabe debajo de la almohada
o en el bolsillo de atrás del pantalón.
No tienes que llorar o reír por esa poca soledad,
sólo saber que está dispuesta y lista
para rodearte tiernamente en todos tus silencios.

2

Sólo busco el silencio de tu voz para tenderme a mirar nubes.
Descubrí que no hay espacio en el viento para un corazón rojo
y que solamente respirar la brisa calma las angustias
de todas las tardes sin tiempo.


domingo, 7 de octubre de 2012



ANTONIO CISNEROS.
Un homenaje de todos quienes en un algún breve momento de su vida, fuimos sus amigos en la poesía y compartimos toda esa alegría que permite el vivir.

sábado, 11 de junio de 2011

¿Dónde creció tu bosque?

De la melancolía, en donde creció tu bosque

Llega ese viento que llevas en los ojos y que hoy me convirtió en tormenta la cabeza

sumergido en la sensación de los puentes caídos

Sólo quería llegar a tus manos

a tu sonrisa púrpura

A tus ojos de viento al norte

Detenidos en el parque tomando las medallas

No he dicho nada a tu oído ni una oración ni ningún lamento

Sólo coloqué en tus manos mi sonrisa cubierta de melancolía


Siempre he sabido de finales en el teléfono y hoy no sé qué hacer frente a tu rostro

Enviándome al primer bosque a la vuelta de la esquina

VIENTO

Viento sobre tu noche perfecta, imagina la fruta que brota de tus manos de árbol

Casi como río salpicando las montañas.

Todo nace en las mañanas como promesa completa Olvidando ausencias

porque las tardes de Sol naranja

Regresan siempre a tu memoria de flores amarillas

Iguales y hermosas como tus años de niña

Alcanzando al propio viento en cada lugar de cada uno de todos los cielos

sábado, 16 de enero de 2010

Noche

La noche juega a favor pero es muy corta
Siento un viaje que atraviesa mi cabeza y
llega a tus manos de fruta
haciendo de mí, el pasajero que asombrado de tu sonrisa
se desvanece con una mirada a una palma de tu rostro.

La noche juega a los dados:
apuesto por ti y el mar
pero la noche me entrega tu risa y una confesión de alegría.

No hay arena para bailar
ni olas para acariciar tu nombre dentro de la música
y sin embargo esta noche ha sido capaz de hacer nacer
un mar en mi pecho
y un cielo de tu cabello

La noche ofrece tus colores y una canción, nos permite recorrerla
utilizando el auto convertido en un pedacito de isla de la fantasía

Nos permite imaginar los números y las ciudades
las bancas y los parques
los puertos y los paisajes de un planeta que está por despertar.

La noche es generosa y nos concede el seguir buscando respuestas
a las cinco de la mañana
la noche hace descubrir que es mejor apostar por una certeza
asi dure un segundo

La magia es sonreir sintiendo el corazón en los labios
aún de día con tus ojos claros
y es por eso que la noche siempre nos ofrece al final, el Sol.

miércoles, 22 de abril de 2009

de "Certezas de un campo santo ....." 1993

La perpetuidad de una flor
no es suficiente para aliviar tus culpas

y es que el destino del cual te despojabas
cada vez que partías
no halló el sosiego
de las casas en las calles tranquilas
y por más que anduvo en los siglos
nunca pudo detenerse al inicio de una naturaleza
para herir a la maldad que cargabas en el corazón

Tu destino nunca te perteneció

por eso hoy tú contra los muros
has dejado de creerte infinito
ya pronto la nueva ciudad ha de devorar el lugar
y este muro será el límite olvidado
de la tierra que nunca debiste abandonar.